Declaratoria Mercosur de patrimonio cultural fue entregada al pueblo afroesmeraldeño

El Viceministro de Cultura y Patrimonio, Gabriel Cisneros Abedrabbo, hizo la entrega de la Declaratoria.

Esmeraldas, 6 de junio de 2019.- El Ministerio de Cultura y Patrimonio entregó la Declaratoria de Patrimonio Cultural Mercosur ‘Cumbes, Quilombos y Palenques, geografía del cimarronaje’ al pueblo afrodescendiente de Esmeraldas, en un evento cumplido como parte de la ceremonia de reapertura del Museo de Esmeraldas, el pasado 30 de mayo.

Durante el acto de entrega, el Viceministro de Cultura y Patrimonio, Gabriel Cisneros Abedrabbo, manifestó que este reconocimiento promueve un mayor conocimiento y respeto de la diversidad, herencia y cultura de los afrodescendientes y su contribución al desarrollo de la sociedad.

Esta Declaratoria, presentada por el Ecuador, se aprobó en Buenos Aires, Argentina, durante la XLIV Reunión de Comité Coordinador Regional de Mercosur Cultural, en junio de 2017 y fue incorporada en la lista del Patrimonio Cultural del Mercosur, en el marco de la generación de políticas culturales de orden nacional y regional.

La propuesta nacional aporta a las acciones del Programa de Actividades del Decenio Internacional para los Afrodescendientes impulsado por las Naciones Unidas y que el país lo declaró como Política de Estado, a fin de fomentar la realización de acciones tendentes a garantizar derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos del pueblo afrodescendiente.

La iniciativa nacional planteada entiende al cimarronaje como imaginario de resistencia que aún hoy se inscribe en las prácticas culturales afroecuatorianas, que ha sido ampliamente trabajada durante el decenio afrodescendiente. Esta resistencia se muestra en las prácticas rituales, festivas, gastronómicas y musicales y se considera que este enfoque pude aportar a la generación de nuevas experiencias de patrimonialización en el campo de lo inmaterial.

La presencia afrodescendiente en el Ecuador alcanza el 7,2% de la población total del país. Los dos principales territorios ancestrales de la herencia africana están situados en la costa norte de la provincia de Esmerladas y en el Valle del Chota, entre Imbabura y Carchi, sin olvidar la marcada presencia en Quito y Guayaquil.

La categoría afrodescendiente hace referencia a procesos históricos y culturales de los descendientes de la diáspora africana que sufrieron en todo el continente como consecuencia de esclavitud y colonialismo en América. La Federación de Comunidades y Organizaciones Negras de Imbabura y Carchi revelan que el ‘pueblo negro’ de descendencia africana hizo su primera aparición en Esmeraldas al encallar una embarcación de tripulación española en 1553. La historia sostiene que el cimarrón (esclavo rebelde) Antón lideró a este grupo e instituyó un palenque (terreno cercado con vallas).