En el Museo del Pasillo, el requintista Guillermo Rodríguez fue homenajeado por su trayectoria musical

Guillermo Rodríguez, artista musical.

Con cerca de 98 años, Guillermo Rodríguez, requintista y compositor quiteño, entona con gran calidad este instrumento que lo introdujo al país en 1955. Su arte quedó demostrado durante el evento de homenaje que recibió en el Museo del Pasillo, en Quito.

“Hemos querido homenajear a grandes músicos y compositores ecuatorianos por su trayectoria musical, no solo dentro del país sino a nivel de Latinoamérica, para que las nuevas generaciones los conozcan y aprendan de su legado. Uno de los propósitos del Museo y Escuela del Pasillo es realizar estos reconocimientos en vida”, manifestó Mario Godoy director del Museo.

La sala principal de este centro cultural recibió a varios músicos ecuatorianos que se dieron cita para homenajear al “Requinto de Oro de América”, nombre que le otorgaron a Rodríguez los miembros del trío Los Panchos en México, por su gran habilidad para entonar este instrumento.

Con la interpretación del albazo “Don Guillo” y el pasillo “Mónica”, el músico Ramiro Osorio dio inicio al homenaje del requintista que nació en el tradicional barrio de San Roque, en Quito en 1923, y que se destacó desde los 12 años tocando el bandolín en la estudiantina Independencia.

“Tenemos que sentirnos orgullosos de su aporte a la música Latinoamericana, él ha creado un estilo,una escuela de este instrumento y un estilo que ha sido reconocido por muchos artistas que están presentes para expresarle su agradecimiento, por su contribución a la música nacional”, sostuvo Godoy.

Los líderes de Sociedad de Artistas Intérpretes y Músicos Ejecutantes del Ecuador SARIME y La Federación Nacional de Artistas Profesionales, FENARPE, entregaron una placa y un botón de oro, y la Asociación de Artista de Pichincha le otorgó una Condecoración al Condecoración al Mérito y el Acta Constitutiva de la Asociación, de la cual él fue fundador, la misma que reposará en el Museo.

Durante más de una hora y media, el requinto y la guitarra de los tríos Pichincha, Hermanos Alvarado, Candilejas, Pambil y la voz de Paola Aranda, hicieron recordar a quienes se dieron cita al Museo del Pasillo, las hermosas interpretaciones de este maestro que acudió al homenaje junto a su esposa, sus hijas, sobrinos y varios familiares.

Además de este evento de reconocimiento, en el Museo se exhibe una muestra temporal del requintista con discos y fotografías, que dan cuenta de todo su trabajo artístico a escala nacional e internacional, para que los visitantes puedan conocer más ampliamente sobre su trayectoria musical.

“El próximo en ser homenajeado será el compositor Nicolás Fiallos, que en agosto cumplirá 100 años, y quién fue el creador del pasacalle “El Mendigo”, del pasillo “Te quiero, te quiero”, entre otras obras musicales”, indicó Godoy