Esmeraldas se prepara para su primer “Maratón del Cuento”

Esmeraldas, 12 de julio de 2018.- El viernes 20 de julio, el Colegio Luis Vargas Torres de la ciudad de Esmeraldas acogerá su primera Maratón del Cuento en una gran jornada cultural como parte del homenaje nacional por las fiestas de cantonización de la ciudad.

El evento se encuentra organizado por la Asociación Ecuatoriana del Libro Infantil y juvenil GIRÁNDULA – iBbY en conjunto con el Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador, con el apoyo del Ministerio de Educación y el Instituto de fomento de las Artes, Innovación y Creatividades (IFAIC)

Durante la jornada a la cual se ha denominado “Esmeraldas, ¡una ciudad que lee!” se esperan alrededor de 1.500 asistentes, entre estudiantes y docentes, que disfrutarán de las diversas actividades.

Desde las 08h30 hasta las 14h00 de la tarde en las instalaciones del Colegio Luis Vargas Torres, se ubicará un espacio para la lectura en voz alta de cuentos e historias para diversas edades.

También habrá acceso a una “Giranduteca” que consiste en un espacio con textos entretenidos para la libre lectura de niños, niñas y jóvenes.

Los asistentes contarán, además, con una Feria del Libro y una exhibición de artesanías.

En el Maratón del Cuento de Esmeraldas se ofrecerán cinco actividades académicas, cuya inscripción se encuentra en coordinación de las instituciones educativas de la zona:

  • Taller de ilustración con Pablo Lara, dirigido a niños de 8 a 12 años.
  • Taller sobre bibliotecas escolares con Ana Carlota González, dirigido a maestros.
  • Taller sobre escritura creativa con Xavier Oquendo, dirigido a jóvenes.
  • Taller sobre mediación lectora con María Elena López (Plan Nacional de Promoción del Libro y la Lectura José de la Cuadra) dirigido a maestros.
  • Taller de ilustración con Pablo Lara, dirigido a jóvenes de 13 a 17 años.

El Maratón del cuento “Esmeraldas, ¡una ciudad que lee!” es parte de la estrategia del Plan Nacional del Libro y la Lectura José de la Cuadra para promover la literatura infantil y juvenil en todo el país a través de actividades que incentiven el hábito lector y así obtener una infancia y juventud lectora, más informada y libre, fomentando también el amor y entusiasmo por la lectura en los miembros de las comunidades e impulsando el ejercicio de sus derechos culturales.