Exposición “Cacao, el fino aroma de nuestra identidad” se inauguró en el Ministerio de Cultura y Patrimonio

Quito, 9 de enero de 2019.- La exposición fotográfica “Cacao, el fino aroma de nuestra identidad” está abierta al público, desde este miércoles 9 de enero de 2019, en la sala Juan Villafuerte del Ministerio de Cultura y Patrimonio, ubicado en la Av. Colón y Juan León Mera, en Quito.

Durante el evento inaugural, Gabriel Cisneros, Viceministro de Cultura y Patrimonio, manifestó que la exposición es resultado del esfuerzo conjunto con varias instituciones estatales como los ministerios de Turismo, Agricultura, Comercio Exterior, entre otras, que se han propuesto fortalecer las acciones del Gobierno Central para posicionar al cacao como un producto de identidad territorial y al chocolate como su principal elaborado, tanto en el ámbito interno como fuera del país.

Por otra parte, el Viceministro anunció el 2019 como el Año de las Bibliotecas. Así como el 2018 pusimos énfasis en fortalecer los Museos, este año nos enfocaremos en mejorar esa gestión, en especial pondremos en marcha la Biblioteca Nacional, dijo.

Por su parte, la Subsecretaria de Patrimonio Cultural, Isabel Rohn, declaró que el cultivo del cacao fino de aroma es milenario en nuestro territorio, desde el ámbito cultural y patrimonial se realizan estudios integrales sobre los usos del cacao más allá del punto de vista productivo, se lo hace desde un enfoque histórico, antropológico y cultural, dijo, y agregó que recientes descubrimientos arqueológicos determinan que en la provincia de Zamora Chinchipe se encontraron las huellas más antiguas del uso del cacao en América 5500 años antes del presente, lo que constituye un hito relevante para nuestro país.

La exposición fotográfica que permanecerá abierta al público hasta el 28 de febrero de este año, presenta el proceso que ha tenido el cacao en el Ecuador y que ha significado una serie de transformaciones económicas, demográficas, políticas, así como culturales y naturales a lo largo de su historia, de allí la necesidad de preservar esta memoria social, basada en el conjunto de saberes que se transmiten de generación en generación, de igual manera, da a conocer a la ciudadanía la historia y el presente de este gran producto.

Este inmenso acervo cultural permitió que los “Usos y saberes tradicionales asociados a la producción del cacao nacional fino de aroma” fueran Incorporados en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador, en el año 2017.