Hace 6 años el tejido tradicional del sombrero de paja toquilla fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Quito, 5 de diciembre de 2018.- Ecuador celebra el VI aniversario de la declaratoria del tejido tradicional del sombrero de paja toquilla como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Varias actividades se desarrollan para celebrar esta declaratoria, ayer, 4 de diciembre de 2018, en Manabí la Subsecretaria de Patrimonio Cultural Isabel Rohn inauguró en la casa patrimonial Cevallos Arizaga, la exposición del tejido del sombrero fino de paja toquilla, que permite conocer la elaboración del sombrero, desde la siembra y tratamiento de la paja y la historias de los tejedores, en el evento organizado por la Regional 4 del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural.

El patrimonio cultural inmaterial designa prácticas y expresiones transmitidas de generación en generación, como tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, y saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional.

Evidencias arqueológicas dan cuenta de que el sombrero de paja toquilla se remite a una tradición precolombina, cuando los conquistadores llegaron a América vieron que esos tejidos se parecían a las “tocas” que se utilizaban en España, a las que debe su nombre actual.

Hoy se desarrollará el II Foro técnico y comunitario, en la casa patrimonial Sara Cedeño de Veléz, que contará con la participación de 40 artesanos de diferentes asociaciones manabitas. Por la tarde, en el parque Vicente Amador Flor, se realizará el evento conmemorativo cultural “Tejiendo nuestra identidad”.

La provincia de Manabí es la mayor exponente del arte de los toquilleros, tejedores y comerciantes. Cuarenta comunidades se dedican a mantener esta tradición entre ellas: Picoazá, Pile, Las Pampas, La Solita, San Lorenzo, Cerro Copetón, Cerro de Hojas y Montecristi. También encontramos tejedores en las provincias de Santa Elena, Cañar y Azuay.