Los bienes y servicios culturales ahora son deducibles de la declaración de gastos personales

Los ciudadanos pueden ya descontar sus gastos de arte y cultura junto con los de educación en un máximo de $ 3.662 USD. de la base imponible.

Quito, 25 de enero de 2018.- Como parte del proceso de instrumentalización de la Ley Orgánica de Cultura, el Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCYP) informa que los incentivos tributarios dispuestos en el Artículo 118, se han empezado a aplicar en conjunto con el Servicio de Rentas Internas (SRI) para beneficio de todos los ciudadanos ecuatorianos y con la meta de dinamizar la demanda a bienes y servicios culturales.

Parte de los mecanismos y modalidades de incentivo tributario propuestos están ligados a incentivar la demanda de los servicios artísticos y culturales, que ahora al igual que los gastos realizados en vivienda, salud, educación, alimentación y vestimenta, han sido priorizados para ser deducibles de los gastos personales al momento de declarar el impuesto a la renta.

Así los ciudadanos pueden ya descontar sus gastos de arte y cultura junto con los de educación en un máximo de $ 3.662 USD. de la base imponible.

Se consideran gastos de arte y cultura los pagos que se realizan por concepto de formación, instrucción – formal y no formal – y consumo de bienes o servicios, relacionados con:

  • Artes vivas y escénicas: es decir los gastos en formación, instrucción y pago por espectáculos y eventos en vivo vinculados con danza, teatro, ópera, mimo, artes circenses, magia, performance, títeres y video danza.
  • Artes plásticas, visuales y aplicadas: es decir los gastos en formación, instrucción y pago por concepto de productos vinculados con dibujo, pintura, escultura, restauración, grabado, cerámica, mural, tatuajes no cosméticos, fotografía, video-arte e instalaciones, alfarería, serigrafía, tallado e ilustración.
  • Artes literarias y narrativas:es decir los gastos relacionados con el pago por formación e instrucción en estas áreas y los que tienen que ver con la asistencia a recitales , espectáculos y eventos en vivo vinculados con estas áreas, así como los pagos por adquisición de libros y revistas.
  • Artes cinematográficas y audiovisuales: es decir los gastos relacionados con formación e instrucción en estas áreas y el pago por concepto de exhibiciones, espectáculos y eventos audiovisuales y cinematográficos.
  • Artes musicales y sonoras: como las relacionadas con formación e instrucción en estas áreas, el pago por conciertos, recitales, musicales y otro tipo de eventos y espectáculos musicales en vivo, así como los pagos por adquisición de instrumentos y complementos musicales y accesorios para tales instrumentos.
  • Promoción y difusión de la memoria social y el patrimonio: las relacionadas con formación e instrucción en éstas áreas, así como los pagos por los consumos de entradas y servicios de los repositorios de memoria (museo, archivo y biblioteca).

Ahora asistir al cine, comprar un libro, presenciar un concierto o visitar un museo se puede incluir en los gastos personales de los ecuatorianos.

Esta activación, de uno de los mecanismos de incentivo, permitirá tambien formalizar las actividades del sector cultural y medir su aporte en la economía nacional.

Así también, el Ministerio de Cultura y Patrimonio anuncia al país la pronta entrega, a la Presidencia de la República para su revisión, del mecanismo que establecerá un impuesto al valor agregado (IVA) con tarifa del 0% a 27 servicios y actividades culturales, las cuales fueron definidas en conjunto con el SRI y buscan mejorar sus condiciones y desarrollo.

De esta manera el Ecuador se convierte en el pionero de la región en su aplicación de incentivos tributarios a las actividades artísticas y culturales.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *