Más de 170 mil dólares se invirtieron en la remodelación del “Museo Camilo Egas”

Quito, 28 de junio de 2018.- El Ministerio de Cultura y Patrimonio repotenció el Museo Camilo Egas, ubicado en el Centro Histórico de Quito, el cual reabrirá sus puertas el próximo 3 de julio con rediseño museográfico y mejoramiento de sus espacios.

En cumplimiento a la política de salvaguarda del patrimonio cultural y la memoria social, esta Cartera de Estado invirtió más de 170 mil dólares para la intervención integral de los espacios del museo, manteniendo el estilo colonial del inmueble que fue declarado Patrimonio Cultural del Ecuador en 1984.

Durante dos meses, un equipo de obreros, arquitectos e ingenieros trabajaron en el mantenimiento de la cubierta, cambio de tejas, reforzamiento de la estructura, anulación de humedad, renovación de instalaciones hidrosanitarias, implementación de nuevas instalaciones eléctricas y electrónicas, entre otras intervenciones necesarias para dejar a punto este espacio de memoria.

Posteriormente, un equipo de curadores, museólogos y museógrafos se encargó del rediseño y la implementación museográfica, en coordinación con el equipo técnico de la Subsecretaria de Memoria del Ministerio de Cultura y Patrimonio.

El rediseño recorre todas las etapas artísticas de Camilo Egas e incorpora cambios en el aspecto museológico distintos al guión anterior como la señalética, hojas de sala y cédulas con código QR.

Otra de las novedades con las que contará el museo será un área de proyección audiovisual y una sala para exposiciones temporales. Además, la muestra permanente incluye un conjunto de obras expuestas por primera vez en el espacio cultural, como “Fiesta indígena” y “Camino al mercado” de 1922, “Desocupado” de 1933, el facsímil de la “Revista Hélice” de 1926, e información ampliada sobre la estadía de Camilo Egas en Nueva York.

El Museo Camilo Egas custodia una de las más importantes colecciones autorales de las artes modernas del país. Camilo Egas es un personaje clave para la historia del arte del Ecuador, fue tutor de renombrados artistas del siglo XX como Eduardo Kingman y Oswaldo Guayasamín, además de director de la Escuela de pintura de la “New School for Social Research en Nueva York”.