MCyP declaró a la técnica artesanal de confección de la Macana como Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador

Mediante Acuerdo Ministerial No. DM -2015-065, del 24 de junio del 2015, el Ministro de Cultura y Patrimonio, Dr. Guillaume Long declaró a la técnica artesanal de la elaboración de la Macana como Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador.

Quito, (25-06-2015).- La declaratoria como patrimonio cultural inmaterial de la nación de las Macanas o paños de Gualaceo se convierte en una herramienta de gestión para la salvaguarda de la técnica tradicional (IKAT) que se utiliza para elaborar este tipo de artesanías. La sesión solemne de declaratoria se realizó este jueves 25 de junio en el Salón de la Ciudad de Gualaceo.

El Ministerio de Cultura y Patrimonio, el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural y el Municipio de Gualaceo en coordinación con los artesanos/as de las comunidades de Bullcay y Bullzhún, poseedores/as del conocimiento de esta técnica desarrollaron un estudio técnico que permitió la declaratoria.

La vestimenta es una parte importante del simbolismo de los pueblos ecuatorianos y en especial de los azuayos, en la cual las macanas constituyen una clara intencionalidad estética y utilitaria, siendo una prenda fundamental de la vestimenta de la chola cuencana y de la campesina de la región que le confiere un alto contenido simbólico y donde la complejidad del proceso del saber y la técnica artesanal tradicional del Ikat le confiere exclusividad y autenticidad con palpables trazas de tradición prehispánica.Copia de DSCF6629

Ikat viene del idioma malayo que significa atar, anudar, palabra introducida en el siglo XX en occidente.  En América del Sur se empleó desde hace 6.000 años aproximadamente por ciertas culturas que poblaron lo que hoy es Ecuador y Perú. El sostenimiento de las condiciones que posibilitan la producción, transmisión y reproducción de conocimientos de elaboración de las macanas que dan cuenta de relaciones sociales, procesos históricos y entramados simbólicos (patrimonio intangible) es uno de los objetivos de la declaratoria.

¿En dónde se teje?

En las localidades de Bulzhún y Bullcay, dos pequeños centros poblados formados por 25 O 30 casas dispersas, situado el primero en lomas semiáridas a 2 Km, al norte de Gualaceo, el segundo en la parte fértil del valle, junto al carretero principal que une Cuenca y Gualaceo, a unos 3 Km de éste último.

¿Quiénes tejen?

En verdad pocas personas. En Gualaceo unos 20 artesanos y unos 150 en las localidades señaladas.

Los tejedores “macaneros”, como se los llama en su localidad, de 55 años o más. Los jóvenes, ni tejen, ni han aprendido tampoco el arte de sus padres. Son mestizos “cholos” según la denominación del lugar.

La “macanería” (el arte de tejer) es un arte familioar y casero. Algunas materias primas se adquieren en el pueblo, a las demás las preparan ellos mismos, como se ha dicho, y la confección de paños, se realiza sin herramientas complicadas.

Dentro de las tareas que deben realizarse para lograr un paño la separación es estricta entre lo que tienen que hacer los hombres y las mujeres.
La preparación de la “cabuya”, del tinte, el urdido, la selección de los hilos de la urdimbre, el amarrado, el teñido, el desamarrado, la confección del fleco y el almidonado, son las tareas femeninas.DSCF1612 copy

La preparación de la urdimbre en el telar y el tejido, por requerir de mayor esfuerzo son masculinos.

Hay muy poca flexibilidad en ésta delimitación de tareas. A veces, una mujer entrega la urdimbre preparada para que la tejan, ésto indica o bien que su marido no teje, o que es solera o viuda. Aún así, la elaboración del paño suele quedar circunscrita al marco familiar, pues preferirá entregar a un tejedor con quien le una algún grado cercano de parentesco sanguíneo o político. El costo del tejido, lo pagará en efectivo o realizando un trabajo en compensación.

Las hijas aprenden entre los 7 y 12 años el arte de elaborar el fleco por instrucción directa de sus madres, practicando primero en trapos los nudos que emplearán. Cuando tienen alguna práctica ayudan en algún fleco auténtico, y solamente después de un largo ejercicio podrán confeccionar sus propios flecos.

Usos del paño

El paño es una muestra de la situación económica de quien lo lleva y por lo tanto un signo de prestigio. Las cholas de mayor posibilidad económica poseen de 4 a 6 paños de los mejores que puedan conseguir, mientras que las de menor recursos exhiben el paño de pacotilla.

Los paños más finos y apreciados son: de campo blanco, el imitación peruano, el zhiro y el cachimir, todos ellos de lana importada, dentro de lellos los flecos más estimados son los que tienen como diseño principal un escudo.

Bibliografía: Paños de Gualaceo, Dennis Penley.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *