Ministerio de Cultura y Patrimonio participará en la inauguración del Año Internacional de las lenguas Indígenas 2019 en Naciones Unidas

Quito, 30 de enero de 2019.- En la Sede de las Naciones Unidas, Nueva York, este 1 de febrero, a las 10h00 se realizará la Inauguración del Año Internacional de las lenguas Indígenas 2019, con la participación del Secretario General de Naciones Unidas y las máximas autoridades de Bolivia, Nueva Zelanda, Australia Canadá, delegaciones oficiales y de los pueblos indígenas de los países miembros. En representación del Ecuador, como jefe de la delegación, participará el viceministro de Cultura y Patrimonio, Gabriel Cisneros.

Adicionalmente, el Ecuador en coordinación con Canadá, organizará un evento paralelo denominado “El legado del año internacional de las lenguas indígenas: ¿Qué medidas pueden tomar los Estados y el Sistema de las Naciones Unidas para garantizar un año exitoso con un legado duradero” que incluye la intervención del representante del ministerio de Cultura y Patrimonio ecuatoriano.

Ecuador desarrollará, en el transcurso de este año, actividades coordinadas con las instituciones públicas y privadas, los organismos no gubernamentales y la sociedad civil vinculados a esta temática, y se compromete a mantener una activa participación en los eventos e iniciativas internacionales que se cumplan con este objetivo, tomando en cuenta que asume la Co-Presidencia del Comité Directivo del Año Internacional de Lenguas Indígenas, junto con Australia y dos representantes de los pueblos indígenas. El Comité Directivo está integrado por 18 miembros.

Ecuador por medio de su Delegación Permanente ante la Unesco y de la Misión Permanente ante la ONU-Nueva York, reiteró su compromiso de trabajar en la promoción y protección de los derechos de los pueblos indígenas, en particular en la conservación y revitalización de las lenguas indígenas.

Se espera que el Año Internacional contribuya, incluso en el largo plazo, a apoyar, hacer accesibles y promover las lenguas indígenas, así como a mejorar de forma concreta la vida de los pueblos indígenas fortaleciendo la capacidad de los hablantes de esas lenguas y las organizaciones pertinentes de esos pueblos.